lunes, 22 de noviembre de 2010

Quiero un corazón latiendo en mis manos para meterle los dedos,

verlo sangrar con ternura como se ve llorar a los niños,

besarlo con la naríz y con los labios,

hacerle cosquillas,

ponerlo en mi oreja,

como una caracola hueca en donde se ecuche su voz.

Nina Cohen.

1 comentario:

ivonne k. dijo...

por los corazones que salen y entran de las jaulas como actos de magia....